Skip to main content
Las 3 mochilas preparadas

Cómo preparar una mochila para un mes de viaje (o más)?

Los que nos seguís en Instagram, lo habréis visto; a tres días para salir rumbo Bangkok, ayer tocó ultimar mochilas.

Vaaaale… hace por lo menos un mes que están ahí en el sofá-cama, a medio montar. Y vaaaale, las he montado y desmontado por lo menos 5 veces… por decir algo! Pero creo que ya están!

Muchos me lo habéis preguntado más de una vez: Cómo lo hacéis? Para tantos días! Pero si son mochilas muy pequeñas! Y además, os cambiáis de ropa muy a menudo! (ésta fue Kika en uno de nuestros viajes que hicimos juntos. La frase me hizo mucha gracia). 😉

Y la verdad, es que no es tan complicado viajar ligero.

Qué lleva cada una?

La de Javier (papá), es la que menos cosas lleva pero, como es el más grandote de la familia, ocupan más.

La hemos montado con: 2 pantalones cortos + 2 largos (uno corto y uno largo le van enormes, así que «morirán» nada más empezar el viaje, eso si se los llega a poner), 5 o 6 camisetas, ropa interior para una semana (7 calzoncillos + 7 pares de calcetines), las chanclas, gorra, bañador, el poncho «de los chinos» por si llueve… bolsa de plástico transparente con los líquidos para el aeropuerto… Al final, le cabe de sobras el neceser-botiquín y como aún tiene sitio, le toca llevar la SJcam y los accesorios. Ah! y se me olvidaba; él lleva, en el fondo de la mochila, una bolsa grande impermeable tipo petate, para ir llenando de compras si hiciera falta, durante el viaje.

Para Erik es su primer viaje largo, pero más o menos, igual.

Lleva: más o menos, 6 o 7 camisetas de manga corta, un par de manga larga. Dos pantalones cortos, unos largos de chandal y otros largos que, se le han quedado pequeños de largo, pero como se pueden convertir en cortos porque llevan cremalleras… pues ea! a la mochila, que ya «morirán» allí. Las chanclas, gorra, 6 calzoncillos, otros tantos pares de calcetines. Bañador, poncho también «de los chinos» por si nos pilla un chaparrón… Él lleva su propio neceser, bolsa transparente con los líquidos para el aeropuerto, su cámara digital de fotos, su diario de viaje y, esta vez hacemos una concesión y podrá llevarse la PSP, que los trayectos serán largos…

Y mamá? sorprendentemente, es la que más cosas se lleva y a la que menos espacio le ocupan…

10 camisetas (10!!) son 5 de tirantes, 5 de manga corta. 9 pantalones (una barbaridad!) y 5 camisas (bueno, camisa en realidad una, lo demás son «cosas hippies» para ponerme encima de las camisetas de tirantes por si entramos en los templos). Ropa interior (no la he contado), las chanclas, gorra, el «poncho de los chinos», otra bolsa de plástico transparente para los líquidos y como, aunque no os lo creáis, todo esto me ocupaba la mitad del espacio de mi mochila, el neceser familiar, lo llevo yo. Importante saber que prácticamente todo lo que he elegido para llevarme, es para tirar.

Unos pocos trucos:

Como podéis ver, no varía mucho el contenido de una mochila a otra. Y de verdad, lo mismo seria para un mes, que para dos o más. Siguiendo unos trucos básicos, la mochila va a ser una de las menores preocupaciones cuando viajes:

  1. Guarda durante el resto del año ropa que no te pondrás más. La idea es «sacrificarla» durante el viaje y aligerar aún más tu equipaje. Y si el viaje es a Asia, con más razón, ya irás comprando cosas allí a medida que vas tirando lo viejo.
  2. Llevarte lo esencial, significa justamente eso. Lo esencial. Vas a vivir experiencias o quieres salir en las fotos como si estuvieras en la pasarela? Vale, haber viajado mucho en moto con el único espacio de una alforja para mis pertenencias, me hace jugar con ventaja. Ok. Pero en serio, se puede.
  3. Vas a lavar cosas a mano. Seguro. Por lo menos ropa interior (esto me recuerda que tenía que haber comprado una cuerda de tender…), que aprovecharás para secar cuando pares 2 o 3 noches en la misma guesthouse. Pero vas a encontrar sitios donde lavan la ropa por kilos y por muy poco dinero en cada esquina. Un problema menos.
  4. Ya lo he dicho antes. Que todo lo que te lleves, sea susceptible de tirar o de asumir que lo puedas perder. Mientras lo importante lo lleves encima (para el dinero y documentación, los papás llevamos unos fajines para llevar debajo de la ropa), la ropa de tu mochila acabará desgastada y estropeada. Que se pierda en algún traslado, también podría pasar.
  5. En Asia hace calor. No hace falta ropa de abrigo, como mucho un polar finito en el norte para la noche, que llevarás puesto en tu viaje hacia allí, junto con las botas de trekking y alguna camiseta de manga larga. Al bajar del avión en Bangkok, cuando tu cuerpo note que el calor no es culpa de ninguna turbina del avión, ya atarás el polar a las correas de la mochila. Ya.
  6. Neceser: deja casi todo en casa. Incluso, si se te olvidara el neceser, seguro que no pasaría nada. Para eso están los 7/11 (Seven Eleven) abiertos las 24h. Cualquier cosa que te puedas evitar cargar desde aquí, sobre todo si son líquidos, lo tienes allí e infinitamente más barato.
  7. Hablando de líquidos. Las muestras de cremas, geles, colonias, etc… son vuestras mejores aliadas para los viajes. También hay que decir que me llevo estupendamente bien con las chicas de mi perfumería habitual y con las de mi farmacia, que son geniales. Cada vez que les cuento que salimos de viaje, siempre tienen muestras para mí. Las 3 bolsas de plástico para los líquidos de este viaje, van llenitas de muestras. El bote más grande que voy a llevar es el de mi desodorante. Y si no, lo dicho! 7/11! Acabaréis adorándolo…
  8. Importante! y todo un arte: saber doblar la ropa en rollos. No os podéis imaginar lo que podéis llegar a meter en un mini espacio como la base de una mochila, todo hecho rollitos. Y es la mejor manera de que no se arrugue!

Bueno, el resultado ya lo habéis visto: la mochila de papá, pesa 7kg. La de mamá y la de Erik, 5kg cada una. Como podréis imaginar, no facturaremos equipaje en el aeropuerto (a la vuelta, si hemos hecho uso del petate, seguramente tendremos que facturarlo). Qatar Airways, que es la compañía con la que volamos, permite un máximo de 7kg por equipage de mano. Así que: Reto conseguido!!